Marketing on-line y decrecimiento

Marketing-de-las-necesidades-y-dcrecimiento

Hace varios domingos ya, mientras volvía del aeropuerto ya que terminaban las vacaciones de semana Santa (sniff, sniff), escuché de casualidad el programa de María José Parejo en radio 3. Hablaba del decrecimiento y de que las personas volvamos a tener necesidades reales. Tanto su deliciosa voz como sus acertadas preguntas me hicieron pensar, una vez más, en la vorágine en la que estamos, especialmente las personas que trabajamos constantemente con Internet, siempre queriendo ir más rápido, siempre sometidas a la publicidad.

Gracias al programa, empecé a visualizar soluciones, es decir, puentes entre el decrecimiento y el marketing de calidad. Quiero compartir estas soluciones con mis lectores-as, hoy, aunque llevo años intentando crear una vida y un saber hacer profesional lejos del gran consumo, y eso que empecé trabajando en marketing de gran consumo….

Si emprendes o trabajas en una pyme, ¿cómo vas a ganar clientela? Haciendo marketing. Vale, pero ¿cómo?

¿Hacer marketing o marketing on-line es enganchar?

Hace unos años, empecé a escribir un artículo sobre las personas que trabajamos con Internet. El post se llamaba «tod@s enganchad@s» y no lo llegué a publicar porque lo consideré demasiado crítico con mi propio sector. En dicho artículo, me preguntaba:

¿Pueden las marcas crear vinculación emocional con las personas? El objetivo del marketing ¿es enganchar, crear dependencia? Cierto es que el ser humano se engancha fácilmente a falsas necesidades. Hace muy poco nos enganchábamos a la TV, luego a Internet, ayer al Whatsapp y al iPhone y, no me cabe duda, pronto a los relojes de Apple. Y sobre todo si eres community manager, aunque te llamen early adopter, en realidad, es difícil no estar enganchada-o a Internet y desconectar.

Marcas que cansan en Internet

Pero los negocios que funcionan ahora, en plena crisis, con poca inversión (el sector en el que me muevo son las pymes) parten de unas necesidades reales, no inventadas. A no ser que puedas invertir muchísimo presupuesto en crear nuevas necesidades, si eres pyme, antes de lanzarte en Internet, es importante pensar lo que vas a comunicar. Una marca en redes sociales se arriesga a cansar muy rápido a su audiencia si el discurso que emite es sobre un producto que no corresponde con una necesidad real de las personas.

Como marketer, no quiero evangelizar sino producir calidad

Hay un concepto que se llama «evangelizar a tu clientela» (http://www.puromarketing.com/13/15293/convertir-clientes-satisfechos-evangelizadores-marca.html). Esto se refiere a personas que defienden una marca, un producto, un servicio. Este concepto interesó a las grandes marcas… y se pusieron a trabajar en la evangelización. En realidad, la calidad del marketing se relaciona con responder a las dudas de mi clientela:

  • ¿Qué necesito?
  • ¿Qué es lo que no sé de tu trabajo?
  • ¿Es verdad que tus productos o servicios son de calidad? ¿Bajo qué criterios?
  • ¿Cómo colaboras con profesionales excelentes y a nivel recursos humanos? ¿Qué hace tu empresa?
  • ¿Qué haces en tu empresa sobre responsabilidad Social Corporativa?

Soluciones para vender y decrecer: una cuestión de eficacia

Aquí lanzo 3 puentes entre el decrecimiento y el marketing de calidad, que me surgieron gracias al bosque encantado…

  • Gestión pertinente del tiempo

Hace poco una coach coherente consigo misma me decía «¿cómo voy a tener idea sobre lo que quiero hacer en los 10 próximos años si no paro, no tengo tiempo ni de leer, ni de pensar*». Otra coach reflexionaba en un artículo sobre la paradoja moderna en la que vamos a 200 % para luego necesitar ir a yoga para relajarnos (http://coachdeltalento.com/multitasking-y-mindfulness-i-la-paradoja-contemporanea/). Desde luego, emprender y ser eficaz pasa por ir despacio con las ideas claras sobre cómo invertir tu tiempo en los objetivos que te hacen sentir realizada.

Otro ejemplo de eficacia en gestión del tiempo y venta, es acudir a networkings locales: puedes contactar con clientela potencial que vive cerca de tu casa y a la que luego, fácilmente, podrás dar seguimiento. No es lo mismo quedar con una clienta que está a 40km que a 8km.

  • RRHH: hacer que tu plantilla pueda ser feliz

Desde luego si reclutas profesionales competentes que residen cerca de tu empresa, es más fácil que sean felices. Al ahorrarles tiempo en caravanas cotidianas, permites una forma de decrecer: menos gasolina, más tiempo.

¿Cómo es el ambiente de trabajo? ¿Se premia la competición o la colaboración entre las personas? La mayoría de los éxitos profesionales son fruto del trabajo en equipo.

  • Propón productos y servicios que no enganchan

Una cosa que me encanta de mi osteópata es que nunca quiere que vuelva a verla. Siempre me propone ejercicios en casa para que no vuelva a su consulta. Y yo vuelvo. Es decir, su técnica de venta no engancha, está a tu disposición cuando la necesites.

Conclusión:

Creo firmemente que los proyectos empresariales que podemos poner en marcha la gente «normal» (con poco presupuesto) tienen que partir de necesidades reales y con un respeto por nuestro público objetivo.

*Las coach son las únicas personas en el mundo en tener planes vitales a 10 años… 😉

Image courtesy of Bill Longshaw at FreeDigitalPhotos.net

Deja un mensaje